Tratamiento de la obesidad: eficacia y control.

Acupuntura, Alba Paulino, Medicina China.

Tratamiento de la obesidad: eficacia y control.

En la obesidad, los factores de riesgo asociados incluyen hábitos indeseables alimenticios, bajo ejercicio y una constitución del cuerpo y el estado mental específica.

Los antiguos chinos también sabían que la obesidad tiene una estrecha relación con trastornos metabólicos como la diabetes y otras condiciones tales como el derrame cerebral o dolor en el pecho.

De este modo, la medicina tradicional china no trata “exceso de peso” per se; más bien se trata de un análisis de la condición corporal subyacente que puede haber llevado al exceso de peso. Una vez que se restaura el equilibrio del cuerpo, con la acupuntura y la auriculoterapia, el metabolismo procesa los alimentos correctamente y el exceso de peso ya no debería ser un problema si se proporcionan alimentos correctos y se consumen en cantidades moderadas.

En concreto, la medicina tradicional china sostiene que la grasa o tejido adiposo se debe principalmente a la flema y la humedad. El bazo es la raíz de toda la producción de flema y está implicado en el transporte y la transformación de los fluidos del cuerpo y los alimentos. Si el bazo se daña por comer demasiados alimentos dulces y no hacer ejercicio, el proceso de mover y transformar líquidos y alimentos de desecho fracasará.

En el tratamiento a través de la medicina tradicional china se trata la obesidad con un  enfoque holístico, centrándose en los cambios subyacentes en el cuerpo. De acuerdo con los principios de la medicina tradicional china, el desarrollo de la obesidad se debe a cambios patológicos. La acupuntura tiene un efecto regulador del hambre, lo que ayuda a soportar el cambio de dieta.

Cabe destacar que el consumo de alimentos pesados, grasosos y picantes o el alcohol y la falta de ejercicio después de comer este tipo de alimentos daña la función del bazo. El bazo no puede manejar una carga excesiva de alimentos haciendo su transformación y funciones de transporte se realice correctamente. Como resultado, los productos metabólicos de repuesto se convierten en líquido turbio y se entremezclan con la sangre y qi (energía vital) llenando los órganos, huesos y músculos de obesidad. La fitoterapia tradicional china tiene un efecto regulador del metabolismo general, que permite eliminar la grasa sin perder músculo.

Por otro lado, la invasión de los males exógenos o el consumo excesivo de alimentos grasos conduce a malas funciones de transformación y transporte del bazo. Además, los males exógenos también pueden penetrar en la piel, el tejido subcutáneo y los músculos a través de la superficie del cuerpo, lo que da lugar a la obesidad.

En resumen, las causas fundamentales de la obesidad son el bazo y deficiencias renales, que se manifiestan como un desbordamiento de los fluidos corporales, la acumulación de humedad y flema males y el estancamiento en el flujo sanguíneo. El tratamiento a través de la medicina tradicional china puede provocar un impacto muy positivo en la cura de la obesidad.

oferta1
10 sesiones de terapia
12 sesiones rejuvecimiento facial